Entradas populares

lunes, 6 de agosto de 2012

despertar el interés por la rica civilización de los mayas

Leyendas y Mitos Mayas (2004) Editorial Época, Ciudad de México, 94 pp.
Aunque últimamente la civilización maya haya despertado bastante ateención de las personas por causa de su célebre profecía relacionada con el año 2012, el propósito de este libro no es el de hablar  de la visión que en esta cultura se tiene sobre el fin del mundo, sino apenas presentar una breve selección de historias que dan a conocer un poco de la riqueza y de la belleza de la sabiduría de este pueblo. 
Según consta en la introducción (p.5), la palabra "maya", que dio el nombre a esta civilización, significa "gran amor", "inmensa querencia" o "inmensa estima", y por eso no es de extrañar que entre los mitos y leyendas que se pueden encontrar en esta antología estén muchas historias de grandes amores, generalmente infelices, que a pesar de su intensidad y pureza, no consiguen superar los obstáculos impuestos por la religión rigurosa, pero que debe ser respetada. 
Aunque entre las culturas precolombinas, los mayas se destacan también por sus grandes conocimientos matemáticos, astrológicos y astronómicos, en este libro son pocos  los casos que incorporen estas nociones sirviendo las estrellas apenas como un desafío para un guerrero que dispara flechas en su dirección, queriendo mostrar su poder.
Aunque una de las leyendas parece fomentar la imaginación y  las fantasías de los jóvenes, cualquier rebeldía, y especielmente la de los hijos contra la autoridad paterna es severamente castigada obligándolos de esa forma a respetar las duras leyes de la realidad en que viven.
En el inicio de uno de los mitos del libro sagrado de los mayas, Popol Vuh se refiere la creación del mundo por los dioses, que tal como en el Génesis bíblico fue hecha por fases, siendo el água separada de la tierra siendo creadas las plantas y los animales y el ser humano como la última de las creaciones.  De acuerdo con la mitología y la cosmogonía maya, los hombres y las mujeres fueron creados para que haya quien venerar a los dioses.
Diferentemente de muchas otras culturas en que el silencio es visto como  un medio importante que acompaña la reflexión, la oración, para los mayas el silencio es bastante negativo siendo  él, como consta en el libro (p.8)  sinónimo de " desolación, abandono y muerte". 
Los mitos y leyendas mayas abundan de sonidos, colores, animales, plantas, piedras, olores , aguas y todo un mundo natural del cual el hombre latinoamericano de la época precolombina, absorbía su sabiduría y experiencia de la vida. 
Entre las leyendas más bonitas y que más llaman la atención del lector se destacan la del címbalo de oro, cuyo protagonista es un niño sabio, la de un cura español que murió en una cueva y que mereció que el sitio de su muerte se convirtiera en el lugar de peregrinación para los feligreses cristianos, la del amor eterno entre  Maa Hech y su novio, que no pudieron casarse porque ella era la guardiana del incensario sagrado. Para estar  siempre al lado de su amada, el muchacho se volvió un escarabajo,  creyéndose todavía hoy en día que este insecto tiene poderes que traen suerte en el amor.
Enseñando respeto por los más viejos, por la religión y por el orden de las cosas en el mundo, las leyendas y los mitos mayas aquí presentados, acompañados por una breve explicación, son sin duda una muestra interesante de una  forma de pensar, de una cultura distante de la cristiana, pero también muy rica en sabiduría, filosofía y valores que se pueden seguir y transmitir de generación en generación.