Entradas populares

miércoles, 12 de septiembre de 2012

nuevo cuento por Anamarija Marinovic

El microcuento de hadas
Era una vez una princesa. Un día, en la rica biblioteca de su castillo, se le ocurrió escribir un microcuento.
Como no  le gustaban mucho las invenciones de los tempos modernos, y, además, como todas las princesas cultas y traicionales, desconfiaba de su calidad y valor estético, solamente le salían brillantes comienzos de noveals de caballerria, versos de excelentes poemas heroicos,   narraciones largas con las tierras lejanas,  reyes y reinas, con los três hermanos, de los que el menor es siempr el mejor, el más valiente, el más perspicaz y el más virtuoso, los bonitos cuentos de hadas con las tres pruebas del príncipe, con su boda con una hermosa princesa wncantada, como ella, y, por supuesto, el final feliz.
Estaban todos muy buenos pero, ella quería un microcuento y lo tenía que tener. Afiló  bien su pena de pato y empezó a escribir, cortando las expresiones, eligiendo mejores solucones, buscando sinónimos, omitiendo descripciones muy detalladas y diálogos superfluos  intentando ir directo al asunto essencial, usar la ironia y el doble sentido de las palabras, dar vuelta a los modelos y autoridades reconocidos, pensar en los finales inesperados, y cuando, finalmente, estaba satisfecha con su microcuento, llegó el dragón y le devoró la hoja de papel, com todo el plácer de un vegetariano y fervoroso defensor de los animales y humanos.