Entradas populares

martes, 4 de septiembre de 2012

guía para los docentes del español como lengua extranjera


María Luisa Coronado González, Javier García González, Alejandro R. Zarzalejos Alonso
Curso Superior de Esoañol para extranjeros
Lengua y Civilización
 “A Fondo”, SGEL, Madrid, 1999,310 pp.


 El libro que se presenta aquí, “A Fondo” lo recomienda el Ministerio  de Eduvcación y Cultura de España como muy apropiado para las pruebas del DELE (Diploma de Español como Lengua Exrtanjera). Está dedicado a los estudiantes de un nivel avanzado de la lengua española que quieren ampliar no solamente sus conocimientos de vocabulario, sino también los de la cultura y civilización española e hispanoamericana. Se divide en dieciocho capítulos, cuyos títulos son muy interesantes: empiezan como los refranes populares que  se usan con mucha frecuencia en todo el mundo hispánico
Por ejemplo:” De tal palo...”, o  “Cada oveja...” Ésta es una buena forma de que los alumnos empiecen a conocer varios segmentos culturales de los países de habla hispana.  Cada capítulo está dividido en siete partes: ¿Tú qué crees?,donde se pide la participación del alumno (respuestas a algunas preguntas, comparación y análisis de unos textos breves, la descripción de lo que pasa en las fotografías etc), Con textos, donde se exponen variostextos de lectura que abarcan varios temas actuales y de gran interés, como por ejemplo: la situación linguística en España, el comportamiento de los jóvenes en los bares, se explican fas fiestas de los Sanfermines,el franquismo etc.), lo que ayuda al alumno a obtener una información directa y completa  sobre algunos aspestos fundamentales de la vida en las zonas hispanohablentes. En la rúbrica llamada “ Palabra por palabra” el alumno tiene la opotrunidad de conocer y hacer una distincción entre  la variante peninsular e hispanoamericana del español,de aprender algunos elementos del lenguaje coloquial, o mejorar su vocabulario utilizando una gran czntidad de sinónimos. En este segmento del libro se pide que el alumno rellene los huecos o que relacione dos columnas de palabras etc. 

La parte “ Lo que hay que oír" incluye el uso de los casetes, porque se presta atención en la fonética, en  los aspectos de la lengua pronunciada por los hablantes nativos. Es una actividad necesaria para que los estudiantes puedan mejorar su pronunciación y escuchar la lengua viva sin que el contexto les suene artificial. Las unidades gramaticales se elaboran en la parte del libro llamada ”Materia prima”. Como los autores piensan que los alumnos del nivel avanzado ya dominan bien la gramática del español, los recuerdan a algunos matices linguísticos que podrían presentar dificultades en el habla, como por ejemplo la diferencia entre los verbos quedar y quedarse, o el uso de algunos prefijos y sufijos frecuentes etc. 
En la sección “Dimes y diretes” el alumno debe dar su opinion sobre algún tema, o relacionar las expresiones con sus definiciones, trabajar en grupos o parejas y hacer listas de palabras que se pidan de él etc. 
La última unidad de cada capítulo “A tu aire” , el alumno tiene  que demosrtar cuánto sabe sobre la cultura española o hispanoamericana, las fotos de los personajes famosos con sus nombres, componiendo pequeñas redacciones sobre ellos. 
Despuês de algunas lecciones existen test de gramática y vocabulario, apropiados para los exámenes del DELE, anteriormente mencionados.  Desde el punto de vista metodológico, se combinan los métodos y técnicas contemporáneas, para que la enseñanza del idioma sea interactiva, y para que el papel del alumno deje de ser pasivo.  Una de las instituciones públicas que usa este método en sus cursos superiores es el Liceo Filológico en Belgrado, y hasta ahora se ha mostrado bastante eficaz. El que el libro “A Fondo” se utilice en este liceo, dice lo suficiente de su seriedad y eficiencia porque los alumnus del Liceo Filológico empiezan a utilizar so´lo el español en la sala de clases ya a parrtir del Segundo semester del primer año de escuela secundaria y en los niveles avanzados lo dominan ya tanto que el libro de texto  “A Fondo" apenas les ayuda a perfeccionar y profundizar sus conocimientos.